martes, 31 de diciembre de 2030

Cortegana



El municipio de Cortegana se encuentra en la parte oeste de la Sierra de Huelva, al Norte de la provincia, presentando una extensión de 173,1 km2 de superficie. El núcleo urbano se levanta al Este, con una altitud de 690 m, descendiendo la población desde el castillo hacia zonas más bajas. Su término (en el que además se incluyen las Aldeas de La Corte, Puerto Lucía y La Pica y las Barriadas Mineras de Valdelamusa y San Telmo) se caracteriza por una topografía accidentada, donde sus pequeños valles se entremezclan con cabezos y cerros que no llegan a alcanzar en ningún momento los 800 metros de altitud.
Los orígenes de Cortegana se remontan a la época neolítica, de la que se conservan abundantes objetos de piedra. De la época calco lítica existen varios poblados, que se dedicaban fundamentalmente a la explotación de filones de material.
Gracias a Ptolomeo se conoce desde época romana como CORTICATA (que quizá provenga de "c o r t e x", corteza, haciendo referencia a la abundancia de corcho en la zona. En época visigótica aparece bajo el nombre de "CORTESAN" o "CORTEZA". Más tarde, el musulmán Al Himyari la menciona con el nombre de "CARTSANA", calificándola de cabecera de una de las comarcas de Sevilla.
Reconquistada en el siglo XIII, el Rey Don Alfonso X El Sabio le concedió en 1253 el título de villa donándola a la ciudad de Sevilla, a la que siguió perteneciendo hasta la implantación de la actual división provincial.
la mayor parte de andalucia,salvo el reino de granada(almeria,granada y málaga) pertenecieron a la corona de castilla y león hacia 1250 este fenómeno permite que toda la comarca podamos visitar iglesias y ermitas de origen gótico y mudéjar.
La iglesia parroquial del Divino Salvador de Cortegana es un templo de voluminosas dimensiones, que ha sufrido todo tipo de reconstrucciones a partir de su edificación original en el siglo XIV. Su fábrica es de tapial de mampostería y ladrillo, fórmula muy habitual en la arquitectura de la Baja Edad Media en España como consecuencia de la tradición constructiva musulmana.
También de ladrillo, pero mucho más moderno, es el campanario que se construyó a los pies del templo. Es una torre de gran sobriedad y apenas decoración, salvo el pintoresco capitel de azulejos.

Iglesia parroquial Divino Salvador

Castillo de Cortegana

El Castillo de Cortegana es fruto de estos conflictos entre Castilla y Portugal que pretendía anexionarse estos territorios a la portuguesa región del Algarbe.
Fue mandado construir por Sancho IV el Bravo a finales del siglo XIII en lo alto del cerro y es el emblema de Cortegana. Su estado de conservación es óptimo tras las intervenciones realizadas en la década de los setenta del pasado siglo.
Está formado por un recinto exterior o barbacana y el castillo propiamente dicho que tiene forma rectangular con seis torres en esquinas y muros.
La torre del homenaje ocupa uno de estos vértices y es de forma prismática. Todos los muros conservan las almenas.

En el interior está el patio de armas con su aljibe.
Actualmente alberga un museo y las fiestas medievales que se celebran anualmente.



Castillo Sancho IV