miércoles, 19 de febrero de 2014

Monumentos de Cortegana




los principales monumentos de Cortegana son.

El Castillo Fortaleza Medieval de Cortegana se encuentra situado en lo alto de un cerro, junto a la Ermita de Nuestra Señora de la Piedad. Desde esta posición elevada la fortaleza disfruta de unas espectaculares vistas, tanto de la localidad de Cortegana como del Parque Natural.
Se trata de la fortaleza medieval mejor conservada de la comarca. Fue mandado construir por Sancho IV el Bravo a finales del siglo XIII.
El Castillo Fortaleza Medieval de Cortegana se compone de dos sectores: la cerca y el alcázar.
La cerca constituye la primera línea de defensa del recinto. Esta conformada por un potente muro de mampostería, adaptado a las curvas de nivel, protegido a intervalos regulares por torres de planta cuadrada y rectangular. En su extremo SO, en el camino hacia la población, se emplazo su puerta de entrada, de planta acodada y protegida con una torre. Constituyo la primera línea de defensa del castillo pero, a su vez, actuó como recinto donde salvaguardar los bienes y ganados de los habitantes del pueblo cuando se producían las incursiones de los portugueses.

El alcázar, emplazado en el centro del recinto, consiste de un edificio de reducidas dimensiones, de planta tendentes a rectangular, cuyo perímetro se articula con los cubos y cilindros de sus torres.
A su interior se accede a través de una puerta acodada abierta en el lienzo Sur formada por un arco de medio punto y protegida por una meseta parapetada.
El patio de armas, que ocupa el sector Sur-Oeste, conforma el espacio abierto mas amplio de la edificación desde donde se puede acceder a cualquiera de las torres o estancias del castillo. Su subsuelo esta ocupado por un aljibe destinado a recoger agua de lluvia para el suministro de la guarnición del castillo en momentos de posibles asedios. El frente Este esta ocupado por la gran fachada del sector residencial. Se compone de dos plantas, la inferior con cinco estancias y la superior con tres, todas cubiertas con bóvedas de cañón de diversos perfiles. La funcionalidad de estas habitaciones no la podemos precisar con exactitud, sin embargo no seria muy descabellado pensar que la planta baja estaría dedicada a albergar las caballerizas y el aposento de las tropas; mientras la superior podría haber estado destinada a lar residencia del alcalde, como jefe militar y garante de la fortaleza.

Todos los paños de muro están protegidos por distintas torres, entre las cuales destaca en el frente Este, la denominada torre del homenaje, la de mayor prestancia de la fortaleza, cuyo volumen y altura sobresalen del conjunto de la edificación.













































La espectacular Iglesia del Divino Salvador se encuentra en pleno centro urbano de la localidad de Cortegana, en la Plaza de la Constitución, a pocos minutos de la Iglesia de San Sebastián y del Castillo de Cortegana.
Templo de voluminosas dimensiones de planta de salón con tres naves cubiertas a la misma altura. Las naves se separan por columnas de orden dórico que soportan en el primer tramo, bóveda de media naranja. Al exterior sus muros están reforzados por enormes contrafuertes rectangulares.
De mediados del siglo XIV es la Portada del Perdón, en el hastial, único resto conservado un primer templo de estilo gótico-mudéjar que, en época Reyes Católicos, fue totalmente desmontado para edificar el edificio actual. Su proceso constructivo se demoro enormemente dada la envergadura del proyecto: de estilo gótico son las bóvedas del primer tramo del templo; renacentistas las columnas que actúan como soportes y al barroco tardío pertenece a la torre campanario. Las últimas intervenciones que se realizaron fueron el enlosado de mármol y a la construcción del coro entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Del interior de la Iglesia del Divino Salvador se pueden destacar los tres pulpitos de hierro forjado de 1699, las pilas de agua bendita y la bautismal hacia 1679 y por último el rico ajuar de orfebrería con piezas de los siglos XVI, XVII y XVIII.




























La Iglesia de San Sebastián se encuentra en la calle del mismo nombre, junto a la Fuente del Santo, poco antes de llegar a la Ermita del Calvario, a pocos minutos de la Plaza de Toros y de la Iglesia del Divino Salvador, en Cortegana.
De origen gótico del XIV sin ocultar el barroco dieciochesco, responde al estilo gótico-mudéjar, sabia fusión entre el gótico del proyecto principal y las formas de hacer de los alarifes mudéjares, que mantienen las técnicas constructivas de los musulmanes que vivían en los reinos cristianos.
Iglesia de una sola nave con cuatro tramos.
La nave es posterior a la construcción original, como lo demuestra el que los arcos que sostienen la techumbre de madera sean de medio punto, sustituidos a finales del XIX por bóvedas de medio punto con lunetos.
El presbiterio data del XV, aunque la sencillez de las ojivas y de las líneas de arcos de entrada al presbiterio realizadas en ladrillo parecen apuntar un origen anterior. La capilla mayor se cubre con bóveda de nervaduras.
Portadas neoclásicas la de la nave de la Epístola y la de los pies del templo.

De entre su rico patrimonio cabe destacar de finales del Gótico las imágenes del Cristo de la Vera Cruz y de San Sebastián.
En el año 2013 el Ayuntamiento acomete una obra de reabilitaciòn del entorno de esta iglesia.






































La Ermita del Calvario se encuentra a escasos minutos de la Iglesia de San Sebastián, en la localidad onubense de Cortegana, a la salida hacia el Camino del Hurón, completando el eje longitudinal del casco urbano, articulado en torno a las iglesias y ermitas de la población.

De construcción reciente (XX), esta ermita sustituye a una anterior del mismo nombre. En ella está establecida la Hdad. de Nuestro Padre Jesús Nazareno, imagen barroca fechada en 1607.































La Ermita de Nuestra Señora de la Piedad (S. XIII) se encuentra situada en lo alto de un cerro, junto a la Fortaleza Medieval, en Cortegana.
El origen del actual Santuario de Nuestra Señora de la Piedad se remonta a finales del siglo XIII, siendo una de las ermitas denominadas de “repoblación”. Originalmente, estuvo constituida por una sola nave coronada por un ábside de planta ultra semicircular siendo posiblemente remozada y ampliada a finales del siglo XVI o principios del siglo XVII. No obstante, su actual aspecto lo adquirió a mediados del siglo XIX, cuando en 1854 se labro el actual camarín y posiblemente se abovedo su interior.
En 1958 se redecoro el edificio diseñando el arquitecto Aurelio Gómez Millán la actual portada de ingreso y adornándose sus paredes y bóvedas con pinturas murales realizadas por el pintor local Aurelio del Portillo.

Sus retablos e imágenes actuales son todas modernas, destacando la Virgen de la Piedad, obra del escultor Agustín Sánchez Cid en 1937.
























La Plaza de Toros de Cortegana fue inaugurada en el año 1854, año del que datan sus escrituras en la que participaron una serie de accionistas.
El coso es de planta circular realizado a base de mampostería de piedra, con una serie de contrafuertes encargados de contrarrestar la fuerza del terreno, y dos muros de contención y un relleno de piedra que forman la gradería.
En los últimos años ha sido sometida a diferentes actuaciones para adaptarla a la normativa taurina actual: instalación de barreras con un callejón, una enfermería (la anterior quedó en desuso por la incorrecta ubicación que poseía), establecimiento de baños en los tendidos y una zona reservada para minusválidos. Además, dentro del callejón pueden verse los burladeros de manejo.
Su aforo es de 3.000 espectadores.

El 6 de septiembre de 2012 se reinauguró el coso con un cartel formado por los espadas Curro Díaz, Cayetano y Oliva Soto que lidiaron reses de Hnos. Garzón





































Fuentes y Lavaderos del Chanza, año 1854.
Situada en uno de los barrios más antiguos en uno de los barrios más antiguos de Cortegana, constituyen el nacimiento del río Chanza.
Labrada en caliza grisácea, se compone de tres unidades: la fuente, un gran pilón rectangular para abrevadero del ganado y unos lavaderos comunales; tipología que se repetirá a principios del siglo XX por toda la comarca.

























Mirador de la Carretera de Almonaster la Real.
La imagen que se abre nos muestra una vista de Cortegana, por el flanco sur este del municipio.
Desde aquí observamos el Castillo de Sancho IV, la Iglesia del Divino Salvador y la zona conocida como la Fuente Vieja.

También se observan las huertas que lindan con el municipio, los olivares y los castañares, estos muestran como ha sido la forma de vida de los cortegneses/as a lo largo de los tiempos. Otro elemento que se muestra ante nosotros es el arroyo de Carabaña, la leyenda cuenta que existía un pasadizo secreto que unía el castillo con el arroyo.



















                                                                   Casa de los estradas.

Ésta es una casa señorial de finales del siglo XIX y principios del siglo XX es uno de los edificios de estilo ecléctico más importante de la provincia de Huelva. Siendo un ejemplo arquitectónico único en su género, sus formas y motivos, la convierte en una verdadera casa aristocrática de corte nobiliario.
La fachada principal de la calle García Lorca nº 14 es de estilo neoplateresco, aunque también aparecen otras influencias foráneas, mientras que la fachada trasera y las terrazas son de estilo neomudéjar, inspirada en prototipos mudéjares sevillanos y toledanos que recuerdan a las fortificaciones militares.
En el interior se combinan elementos de estilo isabelino, francés, neomudéjar y modernista. Todas las dependencias presentan caprichosas decoraciones en sus paredes, suelos y cubiertas. Vidrieras de colores, escudos heráldicos, paños de lacería y ataurique se mezclan cuidadosamente entre ellos. También aparecen elementos de gustos más modernistas, como algunos tipos de azulejería y tallas figurativas de gran dinamismo.

La naturaleza del edificio hay que buscarla como vivienda unifamiliar vacacional. Su propietario fundador fue Don Eduardo Garrido Estrada, un madrileño acaudalado que contrajo matrimonio con una mujer de clase burguesa corteganesa, Carmen González Bravo y Hernández Caballero.



Casa de los estradas declarado monumento histórico.


                                         para mas información : casa de los estradas.




















Casino sociedad de arriba, situado en la plaza Divino Salvador de Cortegana.

















estatua del toro situada en la plazoleta de la peñalta. 2012.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada